Diseño arquitectónico

La protección del diseño industrial

 ¿Cómo se puede proteger el diseño industrial?  ¿Cuál es la finalidad de su protección? En Sistemius, sabemos lo importante que es el proceso de reconocimiento de un producto, diseño, marca o patente. Por ello, te ayudamos a gestionar todos los procedimientos necesarios para que tus derechos sobre el producto no se vean perjudicados.

La Oficina Española de Patentes y Marcas considera que el diseño es la apariencia u ornamentación de un producto o de una parte de él, que hacen que visualmente sea diferente a otro sin tener en cuenta ninguna de sus características técnicas o funcionales. Es decir, traducido al román paladino, el diseño industrial es la forma que se le da a un producto que ya ha sido inventado, una suerte de mejora visual que no modifica su funcionalidad.

Pueden ser objeto de esta protección tanto productos industriales como artesanales, pero además también las estructuras arquitectónicas, escenarios, la disposición del interior de una tienda, un escaparate, una portada de un libro o revista, una página web o una tipografía.

Hay que tener en cuenta que un diseño y un modelo de utilidad, ambos dentro de la propiedad industrial, son figuras diferentes. Siendo el primero simplemente el ornamento de un producto patentado, el segundo hace mención a una innovación técnica con características que le dan finalidad práctica. Por lo tanto, la patente o el modelo de utilidad responden a creaciones de nuevos productos, mientras que el diseño simplemente les da una forma distinta o alterada a los mismos, pero siempre conservando su utilidad.

Protección del diseño

 ¿Y cómo se puede proteger el diseño? Pues existen varias maneras:

  • Protección estatal, realizada en España por la Oficina Española de Patentes y Marcas y por su homóloga en el resto de países.
  • Protección comunitaria, realizada por la EUIPO (European Union Intellectual Property Office).
  • Protección internacional de la WIPO (World Intellectual Property Organization), regida por el Acuerdo de la Haya, donde ofrece protección en torno a 55 países o regiones.

Dependiendo de cuál elijas, además de que son unas tasas diferentes a pagar y la protección será más o menos amplia, los procedimientos suelen ser algo diferentes, aunque el denominador común, en cuanto a datos exigibles para registrar, es la identificación del titular del diseño, la finalidad del mismo y el dibujo en sí.

Hoy en día es mucho más fácil acceder a cualquier tipo de protección, ya no sólo del diseño, sino también de patentes y modelos de utilidad, pues las organizaciones competentes para ello han puesto al alcance del usuario las herramientas necesarias para poder registrar todo de una manera rápida y sencilla, como es el registro online. Ya no es necesario tener que acudir físicamente a la corporación encargada del registro para entregar la documentación necesaria, ahora está todo al alcance de unos pocos “clicks” desde sus sedes electrónicas.

Para poder proteger el diseño se puede utilizar la Clasificación de Locarno. Es una lista con todos los diseños registrados hasta el momento, dividido en clases y subclases, por lo que es de utilidad para saber si lo que intentas proteger ya está reconocido. No es obligatoria su revisión para instar el procedimiento de registro pero ahorra mucho tiempo, esfuerzo y dinero si, dada la casualidad, tu producto ya está registrado o no cumple con los requisitos exigidos por el órgano competente. Es cierto que los organismos competentes realizan una función de búsqueda y rastreo de diseños idénticos para evitar el registro de un modelo por duplicado, pero existe la posibilidad de rechazo del producto por no realizar, por parte del usuario, una labor previa de investigación.

La ley ofrece una excepción al registro para todos aquellos que crean que se han quebrantado sus derechos, pues otorga la posibilidad de oposición al registro, con la correspondiente carga probatoria.

Diseño industrial arquitectónico

 

Finalidad del registro del diseño industrial

 ¿Cuál es la finalidad de su protección? Muy simple. La ley otorga un derecho de propiedad sobre cualquier tipo de invención corporal o incorporal (ésta última para la propiedad intelectual, como pueden ser los derechos de autor), dando a su titular una serie de beneficios, ya sean económicos, de prestigio o competenciales, durante un determinado lapso de tiempo, que suele ser de 5 años desde la fecha de la solicitud, prorrogables otros 5 hasta llegar a un cúmulo de 25 años totales. En la protección internacional, los términos dependen de la legislación de cada estado donde se halle protegido, es decir, en función de las leyes de los estados en los que se registra el producto.

Existe un mecanismo que se denomina aplazamiento de la publicación, que consiste en que el diseño, aún registrado, es retenido por el órgano competente a petición del usuario para publicarse en una fecha determinada. Es un mecanismo que suelen utilizar muchas grandes empresas tecnológicas, cuando fijan una fecha de salida de sus nuevos productos.

Una vez protegido, ¿qué ocurre? Pues que se obtiene la titularidad del diseño por el tiempo establecido por la legislación vigente de cada país, durante el cual, todo aquel que quiera hacer uso de él, necesitará consentimiento del propietario del mismo, ya sea por licencia del producto o transmisión de la titularidad del mismo. Además, todo aquel uso o apropiación indebida del mismo que se haya llevado a cabo sin consentimiento, incurrirá en las respectivas sanciones (todo depende del país de registro).

¿Cuán importante es registrar el modelo? El registro es una evidencia legal de titularidad sobre una cosa, no necesariamente con los diseños o patentes, sino con cualquier cosa que se registre. Lógicamente, el registro otorga una serie de derechos al titular, que podrá ejercerlos cuando vea su producto amenazado. El hecho de utilizar, lo que creemos una creación de diseño propia, sin registro, implica que un tercero podrá registrarlo e interponer las acciones necesarias contra la persona que haga uso de él sin la respectiva aprobación. Es decir, el registro hace primar un derecho de propiedad frente a terceros.

Desde Sistemius, sabemos lo importante que es el proceso de reconocimiento de un producto, diseño, marca o patente.

Por ello, te ayudamos a gestionar todos los procedimientos necesarios para que tus derechos sobre el producto no se vean perjudicados.

 

Jorge Mora Dorta

Sistemius

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento: Responsable: FORMAS, SISTEMAS Y SOLUCIONES S.L. Fines del tratamiento: publicar comentarios en las publicaciones. Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de privacidad.

Ir arriba
Abrir chat
¡Hola! ¿Puedo ayudarte?