comercio electronico1

Condiciones legales del Comercio Electrónico

En los últimos años hemos visto cómo el comercio electrónico ha ido creciendo a pasos agigantados y cómo han ido cambiando los hábitos de los consumidores a la hora de hacer sus compras. Este proceso no afecta sólo a las grandes empresas, sino a todos los sectores y comercios de todos los tamaños. Todo ello, claro está, con un esfuerzo adicional por parte de los comerciantes y empresarios para adaptarse a estos cambios.

Este auge ha supuesto la creación de plataformas de comercio electrónico por parte de empresas que han visto una oportunidad de crecimiento para su negocio.
Para que nuestra empresa tenga presencia en la red existen múltiples fórmulas, entre ellas la creación de una tienda online propia. En ella, los negocios muestran sus productos de forma digital, dando acceso a un gran número de consumidores.
Otra forma muy conocida y exitosa sería la venta a través de un “marketplace”. Esto consiste en un sitio que permite que vendedores y compradores se relacionen para efectuar una transacción comercial. Ejemplos clarísimos de estos marketplaces son Amazon y eBay.

España es hoy en día es la cuarta potencia europea en comercio electrónico y aproximadamente el 48% de la población realiza compras por internet al menos una vez al mes. Sin embargo, todavía queda un largo recorrido para llegar al nivel de países de nuestro entorno, ya que en el Reino Unido y Alemania esta cifra alcanza el 81% y en Italia el 69%.
Según el informe Total Retail 2016 (http://www.pwc.es/es/publicaciones/retail-y-consumo/total-retail-2016.html), realizado por PwC, los consumidores españoles todavía realizamos un uso poco frecuente y bastante limitado de internet para comprar, existiendo todavía una preferencia por la tienda física.
De todas formas, el ritmo de crecimiento es muy elevado y se prevé que siga en aumento, gracias sobre todo al aumento de las compras a través de smartphones, y es que España es el país con mayor número de smartphones por habitante del mundo.

Como vemos, el eCommerce supone una gran oportunidad para las pequeñas y medianas empresas de seguir creciendo. Para ello deberán adaptar tanto sus herramientas como la gestión del propio negocio, realizando cambios en sus estructuras, incorporando nuevas tecnologías, adaptando y modernizando sus procesos de producción, ya que la mentalidad digital es muy diferente a la tradicional.

En esta adaptación tenemos que tener en cuenta una serie de requisitos legales.

La LSSI establece las siguientes obligaciones:
a)Información para la protección de clientes: estamos obligados a publicar el nombre de la empresa, su domicilio social, correo electrónico, CIF o NIF, aviso legal y condiciones. Normalmente todo ello viene recogido en el apartado “Aviso Legal”.
b)Publicidad por internet y SPAM: hay que identificar quién realiza la publicidad de nuestros boletines o correo masivo. De todas formas, hay que tener mucho cuidado con el spam, pues puede ser más perjudicial que beneficioso si no se utiliza bien.

Normativa sobre protección de datos: un comercio electrónico trata datos de terceros (los clientes), por lo que se debe cumplir con la LOPD y el RGPD.

La Ley del Comercio Minorista nos obliga a incluir cierta información en los productos y cumplir una serie de requisitos:

a)Información detallada del producto: características, gastos de envío, precio, forma de pago, proveedor, modalidades de entrega y validez de la oferta.
b)Plazos de pedido: si no se indica en el plazo de la oferta, el pedido debe enviarse dentro de los 30 días siguientes a su recepción.
c)Derecho de desistimiento: el comprador puede desistir del contrato de compra dentro del plazo de 14 días, teniendo en cuenta las excepciones (productos perecederos, productos hechos a medida, productos precintados, etc.).

Asimismo, además de los requisitos legales, es muy importante atender a otros puntos, como es el trato y la gestión con el cliente. Cuando realicemos un envío habrá que desglosar los precios, indicando gastos de envío e impuestos; delimitar el territorio en el que se realizan envíos (posibles conflictos entre jurisdicciones); confirmar el pedido antes de 24 horas y cumplir los plazos de entrega. Todo ello gestionando bien al cliente durante todo el proceso. Para eso habrá que establecer mecanismos adecuados para el de registro de clientes, establecer un canal de comunicación ágil con el cliente, y aprovechar sus datos para enviarle comunicación publicitaria.

Por último, aunque no es algo exclusivo de las tiendas online, no olvides que la legislación española y europea obliga a la información del uso de cookies.

Teniendo en cuenta todo esto, la conclusión es que hoy en día es primordial para cualquier empresa que quiera crecer adentrarse en el mundo del comercio online, por supuesto cumpliendo con todos los requisitos y adaptándose de la manera adecuada. Quién sabe, ¡puede llegar un día en que incluso dejemos de ver tiendas físicas!

Yamil Doval Dios
Sistemius

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento: Responsable: FORMAS, SISTEMAS Y SOLUCIONES S.L. Fines del tratamiento: publicar comentarios en las publicaciones. Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de privacidad.

Ir arriba
Abrir chat
¡Hola! ¿Puedo ayudarte?